Alonso Álvarez de Toledo, señor en tierras de Madrid del Castillo de Aulencia y de las villas de Cubas y Griñón. El mayorazgo de su hijo Pedro Núñez de Toledo.

No es Alonso Álvarez de Toledo, aunque lo pueda parecer por su apellido, de la Casa de los señores de Valdecorneja, condes y luego duques de Alba de Tormes en Ávila como pretendieron algunos genealogistas del siglo XVII. Falsas genealogías que mezclan datos ciertos con otros inventados para evitar el prejuicio anticonverso. Son los Álvarez de Toledo de Valdecorneja así como los Álvarez de Toledo del Contador de ascendencia judía, y tanto unos como otros avecindados en la ciudad de Toledo.

Alonso Álvarez de Toledo, contador de Juan II, hace un segundo mayorazgo en su hijo Pedro Núñez de Toledo, primogénito de su segundo matrimonio. Fue Pedro Núñez de Toledo regidor de Madrid y como su padre contador mayor de Castilla y del consejo de Enrique IV desde 1450 a1477. También estuvo en el bando que apoyaba a la princesa Isabel y estaría entre los consejeros de los Reyes Católicos. Sabemos de una Real Cédula, dada en Toro el 15 de julio de 1465 por Enrique IV, ordenando al concejo de Madrid que guardase el Alcázar y la Puerta de Guadalajara, manteniendo bien cerrados los restantes accesos. "En Madrid XVI de julio de LXV presentes Diego de Valerrabano asistente e Pedro de Luxan, Pedro Nuñez, Diego de Vargas, Diego Gonzalez, Diego de Luxan regidores, parecido Diego Martinez de Çamora, secretario del rey nuestro señor, presentaron esta carta e una cedula, obedecieronlas e mandaronlas pregonar e pregonose en la plaça de Sant Salvador e en la plaça del mercado de çerca de la puerta de Guadalfajara por Juan pregonero”. Forma parte este documento del fondo del Archivo de la villa de Madrid. -S 2-311-23. Pedro Núñez de Toledo participa con algunos de los vecinos de su señorío de Cubas en 1489 en la reconquista de Granada.En 1494 cuando comienzan las disputas por bienes y heredades de mayorazgo entre López Vázquez de Acuña, I duque de Huete y su hijo Lope de Acuña es nombrado juez árbitro, entre otros, por la reina Isabel Pedro Núñez de Toledo, cuya es Villafranca.

Pedro Núñez de Toledo quita de sus apellidos el Álvarez de su padre y es Núñez por su madre, Catalina Núñez, y después solo Toledo por su padre, Alonso Álvarez de Toledo. Sí es su hermano mayor y primogénito del primer matrimonio de su padre de apellido Álvarez de Toledo, Juan Álvarez de Toledo. De nombre Juan tal vez en honor de Juan II de Castilla del que fue servidor a lo largo de toda su vida en distintos oficios su padre el Contador. Será Juan Álvarez de Toledo cabeza del primer mayorazgo fundado por el Contador sobre su villa de Cervera del Llano y demás posesiones conquenses. Es Juan Álvarez de Toledo el I señor de Cervera del Llano. Sus descendientes serán condes de Cervera a principios del siglo XVIII. Con sucesión hasta el presente.

Pedro Núñez de Toledo tiene un destacado apoyo en el año 1476 al duque del Infantado en la toma de Madrid al servicio de la princesa Isabel. Estaba Madrid ocupada por los leales a la princesa Juana en la guerra civil que mantenían seguidores de la princesa Isabel, hermanastra de Enrique IV, contra la princesa Juana, hija de Enrique IV, por la sucesión en la corona de Castilla. La relación política que une a Pedro Núñez de Toledo con el Mendoza se refuerza con alianzas matrimoniales entre sus Casas.

Es debido a la presencia de Pedro Núñez de Toledo junto a la princesa Isabel que los que serán Reyes Católicos desde 1496 compran a Pedro Núñez de Toledo sus casas de Toledo en la judería por 100.000 maravedíes de Juro que recibirían sucesivamente los herederos de su mayorazgo. La expresión romance “por juro de heredad” etimológicamente considerada quería significar por derecho de herencia, es decir, cierto derecho sobre cualquier cosa con facultad de transmitirlo hereditariamente. Pleno dominio que podrá transmitir a sus herederos y que se convierte en una  carga o gravamen sobre una renta del patrimonio Real.

Es deseo de los monarcas levantar en Toledo un monasterio franciscano bajo la advocación de San Juan. Le gusta a la reina Isabel levantarlo junto al río Tajo y por ello compran desde 1477 aPedro Núñez de Toledo las casas de las que este era dueño aquí. Está el monasterio que será conocido como de San Juan de los Reyes muy cerca de la sinagoga de Santa María la Blanca en la aljama toledana, frente al Puente de San Martín. La intención inicial de dedicación al apóstol San Juan se debió a la especial devoción que la reina tenía por esta figura del Nuevo Testamento. La dedicación exacta fue la de “San Juan ante portam latina”. Así decía la reina, en el documento de fundación: "Por cuanto yo he tenido y tengo muy singular devoción al bienaventurado Señor San Juan y a la Ordende la Observanciadel Señor S. Francisco, he deliberado de facer y edificar una Casa y Monasterio de dicha Orden de San Francisco de la Observancia, y a devoción del bienaventurado dicho Señor Juan, Apóstol y Evangelista, en la muy noble y muy leal ciudad de Toledo".Según unos autores levanta Isabel el Monasterio para conmemorar su victoria en la batalla de Toro en el año 1476 y su ascenso al trono de Castilla. Puede que el nacimiento de su primer hijo varón en 1478 y al que llaman Juan, aunque la voluntad de erigir el Monasterio y la compra de las casas es anterior a este nacimiento.

Muere Pedro Núñez de Toledo en 1503 y es enterrado en el convento de Santa Clara de Madrid, fundación de su madre en las casas que el Contador tenía junto a la iglesia de Santiago. Monasterio de la Visitaciónde Nuestra Señora, llamado Santa Clara de monjas franciscanas. La fundadora está enterrada en la capilla mayor y su epitafio dice: “Aquí yaze la notable señora Doña Catalina Nuñez de Toledo mujer que fue de Alonso Alvarez de Toledo, Contador Mayor de Castilla. Fino año de 1472.”, donde vivió y acabó por el año de 1472 con no pequeño ejemplo de santidad. Enterrose en el coro de el, dejando por su patrón a su hijo Pedro Nuñez de Toledo y a los sucesores de su casa y mayorazgo, y la capilla mayor para su entierro. Y porque no seperdiese el derecho al Patronazgo del Convento de San Bernardo de la ciudad de Toledo dejó ordenado que sus sucesores se enterrasen alternativamente uno en este Monasterio de Santa Clara y otro en el convento de San Bernardo, como se guarda de presente”. De este convento, situado entre la calle de la Amnistíay la Plaza de Santiago, se dio cumplida noticia en el número 4 de La Gatera de la Villa.

Incluye el mayorazgo de Pedro Núñez de Toledo el castillo de Aulencia en Villafranca del Castillo, junto a Villanueva de la Cañada al noroeste de la capital, y las localidades de Cubas y Griñón en la comarca de La Sagra que Madrid comparte con Toledo. El Contador compra las villas de Cubas y Griñón en 1450, pocos años antes de su muerte. En el año 1433 había comprado el castillo de Aulencia. El castillo está situado en un pequeño monte llamado Horcajo desde donde podemos ver que el río Aulencia se une al Guadarrama. Durante la Guerra Civilsirvió como fortín en la batalla de Brunete. Es ahora Villafranca del Castillo una urbanización residencial situada junto a Villanueva de la Cañada.

Fue Cubas el lugar conocido como Fuentes Claras que en el año 1982 celebró el milenario de su fundación. Fundación árabe como Griñón y como Griñón reconquistada por Alfonso VI en su marcha hacia Toledo. En 1372, Griñón y Cubas de la Sagrason aldeas de Señorío concedidas por Enrique II. Dos años después, se subastan y son adquiridas por el concejo madrileño por 280.000 maravedíes. Enrique III les da la condición de villa. En 1445, Juan II, hijo de Enrique III, da las villas de Cubas Griñón que pertenecían a la tierra de la villa de Madrid a su trinchador, “oficial del cuchillo”, Luis de la Cerday Rojas de la Casa Realde Castilla, primo del I duque de Medinaceli, “por los muchos e buenos e leales servicios que me ha fecho e me face cada día”. Este de la Cerda, infante de Castilla, vendió en 1450 ambos lugares a Alonso Álvarez de Toledo.

El concejo de Madrid se opone al señorío del de La Cerdasobre estas villas de su territorio. En 1447, para obtener su aprobación del señorío Juan II ofrece a la que es villa de Madrid desde 1123 dos ferias anuales francas de alcabalas y pechos de quince días de duración cada una. Recupera así la Madrid las desaparecidas ferias del siglo XIII. "(...) en hemienda e satisfación de los lugares de grinnón e cubas que heran de la dicha villa, de que yo fize merced dellos a Luys de la cerda mi criado e mi oficial (...), e porque la dicha villa sea más ennoblescida e mejor poblada (...), mi merced e voluntad es que agora e de aquí adelante para sienpre jamás sean francas dos ferias que de mí tenedes en cada vn anno de quinze días cada vna dellas, en tal manera que todas e quales quier personas vezinos e moradores dela dicha villa e de otras quales quier partes (...) non paguen alcauala de todas las cosas que en la dicha villa conpraren e vendieren e trocaren (...), saluo delas rentas del pan en grano". El Fuero madrileño de 1202 recoge la existencia en la villa de dos ferias, una en Cuaresma y otra durante el mes de julio. Pero las referencias a la celebración de estas dos ferias desaparecen por lo que puede que dejaran de celebrarse por lo que Juan II las ofrece de nuevo al concejo madrileño.

Pero el concejo de Madrid defendiendo la integridad de su territorio no dejo de oponerse a la concesión del señorío sobre Cubas y Griñón y Juan II revoca en 1449 deroga la concesión de la Merced Realde las dos ferias. "(...) la qual dicha yo les oue fecho porque ellos diesen su consentimiento a la merced que yo fize a Luis de la cerda (...), et porque commo quier que la dicha villa ha gozado fasta aquí de la dicha merced (...) delas dichas ferias con la dicha franqueza, (y) nunca ha dado (...) el dicho consentimiento a la dicha nmerced que fize (...) al dicho Luis de la cerda (...), es mi merced de rrevocar e por la presente rrevoco e do por ninguna (...) la dicha merced (...) delas dichas ferias (...), e mando que agora nin de aquí adelante non aya feria nin ferias algunas en la dicha villa nin franqueza (...). E (...) que ningunos nin algunos de mis súbditos e naturales non vayan nin enbíen a las dichas ferias con mercadurías nin cosas algunas, pues mi merced es que non aya las dichas ferias en la dicha villa". Estas ferias deberían celebrarse una por San Miguel, el 8 de mayo, y la otra por San Mateo, el 21 de septiembre, que se extendería hasta el día de San Francisco el 4 de octubre.

Los Reyes Católicos fijan los límites de Madrid en “El Pardo y las Rozas, hasta el Guadarrama, por el oeste; más abajo, el dominio segoviano traspasaba este río, llegando a Madrid a las inmediaciones de Villaviciosa y Móstoles; luego avanzaba hasta los aproximados límites de la actual provincia, comprendiendo Parla, Griñón, los Torrejones y Cubas, parte conflictiva bajo los Trastámaras. Aquí partía lindes con el segoviano sexmo de Valdemoro, alcanzando en determinados lugares el río Jarama: se respetaron los mojones colocados por Fernando III. Más arriba traspasaba Madrid el río, hasta Paracuellos -de la Ordende Santiago-, cercanías de Ajalvir y Cobeña, en frontera con Toledo. Volvíase luego a cruzar el curso, hacia San Sebastián de los Reyes y Viñuelas también más tarde disputados a Madrid. "

A la muerte en 1503 de Pedro Núñez de Toledo, “señor de horca y cuchillo del rey”, su hijo Luis Núñez de Toledo hereda el Señorío. Diecinueve años después, Luis lo da a su sobrino Bernardino de Mendoza y Toledo, hijo de su hermanastra Beatriz, pasando a ser este último el nuevo señor de Cubas y Griñón.“Pedro murió en 1503 dejando el señorío a su hijo bastardo D. Luis Núñez de Toledo, quien gobernó el señorío de Cubas y Griñón entre 1503 y 1522. A su muerte lo heredó por contrato su sobrino D. Bernardino de Toledo y Mendoza”.

Bisnieto de Luís Núñez de Toledo es Alonso de Toledo que es el I marqués de Villamagna.

Beatriz de Toledo, hermanastra de Pedro Núñez de Toledo. casa con Juan de Mendoza, señor de Beleña- Beleña de Sorbe en Guadalajara-y de Valhermoso de las Sogas- Valfermoso de Tajuña en Guadalajara-, hijo del I duque del Infantado. En la Real Academiade la Historia se encuentra la copia de la escritura de capitulaciones de este matrimonio cuyo original se encuentra en el archivo ducal del Infantado.

Una de las hijas de Beatriz de Zúñiga y Toledo y de Juan de Mendoza, Petronila de Mendoza, casa con un sobrino del cardenal Cisneros. Fue nombrado Juan de Mendoza regidor de Madrid en julio de 1488 por virtud de una renuncia que efectuó en él de su oficio su suegro Pedro Núñez de Toledo.

Bernardino de Mendoza y Toledo, hijo de Beatriz y Juan, nieto por su padre del I duque del Infantado, continúa en 1522 asu tío Luis Núñez de Toledo en los señoríos de Cubas y Griñón. El castillo de Aulencia y Villafranca del Castillo continúan en el señorío de Luis Núñez de Toledo. Bernardino de Mendoza y Toledo, regidor de Madrid, casa con María Gutiérrez Pisa, hija de Alonso Gutiérrez, contador mayor, tesorero y del consejo Real de Carlos V, y de María de Pisa de familia judía de Almagro. El Tesorero y su mujer son dueños en Madrid de la casa donde se levantará el monasterio de las Descalzadas Reales. Son enterrados en su capilla del contiguo monasterio de San Martín.

 

A comienzos del siglo XVII existía un complicado nudo de parentescos entre algunas de las principales familias de la villa de Madrid como son los Toledo y los Mendoza titulares de distintos señoríos en torno a la villa de Madrid, los Lujanes con importante presencia en la Corte y en el Concejo de Madrid y los Vozmediano, secretarios del emperador Carlos V y de su hijo Felipe II. Todas estas familias titulares en sus mayorazgos de un importante número de casas en las calles entorno al Alcázar Real.

Así, en los titulares del segundo mayorazgo del Contador estarán casas sobre las que se levantará la Casa del Tesoro del Alcázar Real.

Durante el siglo XVI, y con arreglo a los nuevos aires cortesanos, el antiguo Alcázar de Madrid fue remodelado para convertir lo era todavía una fortaleza medieval en lo que quería ser ya un Palacio digno del rey y su corte. Sus dependencias se amplían progresivamente ocupando casas de los alrededores. Al sur con la construcción de las Caballerizas Reales; al norte con la plaza del Picadero, hoy Plaza de la Armeríay antes Campo del Rey, y los jardines de la Priora; y hacia el este con la construcción de las Casas de Oficios, las cocinas nuevas y la Casa del Tesoro. En cuanto a estas últimas, fueron construidas a partir de 1568 tras la compra a don Bernardino de Mendoza y Toledo, señor de Cubas y Griñón en sucesión de su tío Luis Núñez de Toledo, de lo que en lo sucesivo se llamará la Casadel Tesoro. Se adquiere el espacio que quedaba entre la Casadel Tesoro y el Alcázar para construir las nuevas cocinas y la Casa de los Oficios. Las nuevas dependencias tenían comunicación directa con el Alcázar mediante un pasadizo. Con la fundación del Monasterio de la Encarnaciónen 1611, esta zona sufrió una nueva e importante ampliación.  Se construyó un nuevo pasadizo que unía el Monasterio con la Casadel Tesoro,  así los reyes podían ir desde el Alcázar a la Encarnación. Durante el reinado de Felipe V, la Casadel Tesoro fue remodelada para instalar en su interior la Biblioteca Real, antecedente de la Biblioteca Nacional.Todas estas dependencias anexas al Alcázar fueron derribadas por José Bonaparte y hoy su lugar lo ocupa la Plazade Oriente. Enterrados bajo esta plaza estaban los sótanos y lienzos de las fachadas de los edificios mencionados, así como el pavimento de la calle del Tesoro a la que daba la  fachada sur de la Casa del Tesoro. Hay que decir con tristeza para los que queremos a Madrid y conocer el Antiguo Madrid que todos estos restos desaparecieron al construirse el aparcamiento subterráneo y el túnel de la calle Bailén.

Juan Hurtado de Mendoza, señor de Colmenar, El Vado, Cardoso y Fresno de Torote en tierras de Madrid, hermano del I duque del Infantado, tuvo sus casas junto a la parroquia de San Ginés. Juan de Mendoza, señor de Beleña, hermano el II duque del Infantado y ambos sobrinos del señor de Colmenar y demás, padre de Bernardino de Mendoza, regidor de la villa, fue dueño de dos extensas huertas, situadas la una en los barrancos del Arenal, junto a la puerta de Valnadú, ahora la calle del Arenal, y la otra en el Pozacho, hacia la vaguada de la calle de Segovia.

Tuvieron los Vozmediano sus casas en lo que hoy es la Calle Mayorde Madrid, antes camino de Guadalajara, frente a la manzana que ocupaba la iglesia parroquial de Santa María de la Almudena donde tenían sus capillas funerarias. Sobre algunas de estas casas de los Vozmediano que se queman en la segunda mitad del siglo XVI levanta Cristóbal de Sandoval y Rojas, I duque de Uceda, su palacio. A modo de Alcázar como el de los Austrias. El propio duque en 1615 funda el Convento del Santísimo Sacramento como un anexo del palacio.Felipe V traslada a este palacio los consejos de Castilla, Indias, Órdenes y Hacienda. Así su denominación de Palacio de los Consejos que se mantiene. A lo largo del siglo XIX sede del Consejo Real y del Consejo de Estado, del Tribunal Supremo de Justicia y del, Tribunal de las Órdenes Militares. Igualmente tuvo estancias ocupadas por la administración de la Lotería. En el siglo XX siguió siendo la sede del Consejo de Estado y con anterioridad a la Guerra Civilse estableció el Gobierno Militar y la Capitanía General de Madrid. Estas casas de los Vozmediano se extendían hasta más allá de la calle Bailén por la Cuesta de la Vega frente a la catedral de la Almudena.

Hacia 1450 en cuando se instalan los Vozmediano en la villa de Madrid emparentando muy pronto con los Mendoza señores de Fresno de Torote que son primos de los Infantado. Uno el de Juan de Vozmediano, señor del Tremeroso, Madrid, y miembro del Consejo de Estado y del de Guerra, durante los reinados de los Reyes Católicos y de Carlos I. Sus casas estaban enfrente de la iglesia de Santa María,"tan sumptuosas y capaces, que se aposentaron en ellas la  Emperatrizdoña Isabel, y el señor don Juan de Austria” De este mayorazgo era la capilla dedicada a Santa Ana en la iglesia de Nuestra Señora de la Almudena, quizá la más suntuosa de las de esta iglesia. El segundo mayorazgo correspondió a su hermano Alonso de Vozmediano. Sus casas, situadas frente al alcázar, también ardieron. Funda en la misma iglesia de Santa María la capilla que dedica a la Concepción.

Pedro de Mendoza y Vozmediano titular del señorío de Cubas y Griñón vende ambas villas en 1627 al I marqués de Povar que es capitán de la guardia de Felipe IV.Cuando uno de los descendientes de Pedro Núñez de Toledo vende el señorío de cubas y Griñón otro descendiente suyo y primo del señor de Cubas y Griñón es nombrado I marqués de Villamagna.El 17 de julio de 1624 Alonso Antonio de Toledo y Mendoza recibe la concesión del título de marqués de Villamagna por Felipe IV. En el año 1859 recibe la Casala Grandeza de España. Corresponde el título de Villamagna a la castellanización del nombre de la localidad italiana de Villamaina en la región de Campania.Los Villamagna residían en Madrid junto al antiguo palacio de los marqueses de Alcañices y duques de Sesto en el Paseo del Prado. En el solar de estas casas se levanta el primer edificio destinado a ser sede del Banco de España.

El señorío de Cubas de la Sagray Griñón continua en los Povar, también marqueses de Mirabel, Cáceres, luego marqueses de Malpica - la I marquesa consorte de Povar es hija de los II marqueses de Malpica - Toledo, después duques de Medina de Río Seco, marqueses de Mancera y duques de Arión. Las casas de los Vozmediano de la Cuestade la Vega también fueron compradas por el marqués de Povar.En 1548, Juana Coello y Vozmediano, esposa del secretario de Felipe II, Antonio Pérez, nace en esta Casa. Y no lejos de aquí junto a la iglesia de Nuestra Señora de la Almudena fue precisamente asesinado Juan de Escobedo en lo que parece que mucho tuvo que precisamente Antonio Pérez.

Cubas y Griñón se convierten en marquesado a mediados del siglo XIX. El marquesado de Cubas es concedido en 1862 por Isabel II a María Blanca Fernández de Córdoba y Álvarez de las Asturias Bohórquez, hija del VI duque de Arión, y de María Encarnación Álvarez de las Asturias Bohórquez y Chacón. El III y actual marqués es Fernando Falcó y Fernández de Córdoba casado actualmente en segundas nupcias con María Esther Koplowitz Romeru de Jeseú, marquesa de Casa Peñalver. El marquesado de Griñón es concedido en 1862 por Isabel II a María Cristina Fernández de Córdoba y Álvarez de las Asturias Bohórquez que es hermana de la I marquesa de Cubas. El V y actual marqués es Carlos Falcó y Fernández de Córdoba, hermano del actual titular de marquesado de Cubas. Fue su segunda mujer María Isabel Preysler

Fotografías por Paloma Torrijos.

Bibliografía y Fondos Documentales

  • Pedro Luis Lorenzo Cadarso. Esplendor y decadencia de los judío conversos castellanos. Las oligarquías conversas de Cuenca y Guadalajara en los siglos XV y XVI. En Hispania. Volumen LIV/186. Año 1994. pp. 53 y 94.
  • Familias Ilustres del Madrid Histórico. Enciclopedia, El Madrid Histórico; el Madrid Medieval. José Manuel Castellanos. Ediciones la Librería. JoséManuel Castellanos. Ediciones la Librería
  • RAH, Salazar y Castro, D-13, fol. 287r y M-45, fol. 18r-v. Dado en monasterio de Santo Domingo el Real de Madrid el 26 mayo 1494.
  • Los Juros. Desde el «yuro deheredaí» hasta la desaparición de las «Cargas  de Justicia» (siglos XIII al XX). Julio Barthe Porcel.1949.
  • El urbanismo de Toledo entre 1478 y 1504. El Convento de San Juan de los Reyes y la Judería. JeanPassini. Ediciones de la Universidadde Castilla La Mancha. Año2001. Pp. 1-7.
  • Fray Pedro de Salazar. Crónica e historia de la provincia de Castilla, de la Ordendel bienaventurado San Francisco. Madrid. Año 1612.
  • El Licenciado Gerónimo de la Quintana, Notario del Santo Oficio de la Inquisición, Rector del Hospital de La Latina, natural de Madrid, en su libro “A la muy antigua, noble y coronada villa de Madrid”. A. De MDCXXIX (AHN. Sig. 2307).
  • Cubas de la Sagra. JuanVázquez Gutiérrez, Juana de la Cruz(1481-1534) «La Santa Juana»: vida, obra, santidad y causa.
  • Luis de Salazar y Castro, Historia Genealógica de la Casade Haro (Señores de Llodio-Mendoza-Orozco y Ayala), 1697, Pág. 226.
  • Lorenzo Galíndez de Carvajal, Libro de los linajes más principales de España en los últimos años del siglo XV.
  • Juan Carlos de Guerra. Ensayo de un Padrón Histórico de Guipúzcoa.
  • Posteridad de los Claros Varones de Fernán Pérez de Guzmán.
  • Esteban de Garibay, tomo III de sus Obras no impresas. Genealogías hasta el siglo XVI.
  • RAH. M-10, folio 18 v. y 19.
  • Archivo General de Simancas, RGS, VII-1488, fol. 303.
  • Diego Hernández de Mendoza. Libro de los linajes más principales de España en los últimos años del siglo XV.
  • El Tesorero Alonso Gutiérrez y el Monasterio de San Martín de Madrid: su capilla funeraria. M. Ángeles Toajas Roger. Anales de Historia del Arte. 2005, 15, 87-125.
  • El antiguo Madrid: paseos históricos-anedócticos por las calles y casas de esta villa. Tomo primero. Ramón de Mesonero Romanos.

Este articulo ha sido visto 8.164 veces

Autor del artículo

Paloma Torrijos Medina

Comentarios

número de caracteres restantes: 500





Buscador

Suscribir al Boletín

Suscríbete a nuestro boletín para recibir las novedades. Ya somos 732 suscriptores

Fotos en tu eMail

Si quieres recibir las novedades que subamos a la web suscríbete al boletín de fotoMadrid. Puedes invitar a quien quieras. A la persona le llegará una invitación y tendrá que activar un enlace para quedar suscrito.