Las bicicletas son para el verano

En realidad este tramo de siete kilómetros que va desde el Parque Lineal del Manzanares hasta la avenida de Séneca no es el más recomendable en cuanto a la práctica de ciclismo ya que es compartido con peatones y eso significa niños correteando, perros que se cruzan, abuelos paseando que ocupan toda la calle, etc, además precisamente por ello la velocidad está limitada a 6km/h. Por tanto lo mejor es utilizarlo para enseñar a montar en bici a los peques o como enlace a otras vías exclusivas para ciclistas, eso si, a horas tempranas, nada de pretender ir al pulmón de la ciudad por aquí un domingo a las doce de la mañana porque puede ser que llegues muy tarde y de mal humor...

Pero si madrugamos, desde el Matadero por ejemplo, podemos estar en menos de quince minutos en la entrada de la Casa de Campo. Es la zona típica tanto para disfrutar de la bici de carretera como de la de montaña, de hecho aquí se han disputado mundiales de ambas modalidades. Disponemos de varias pistas asfaltadas como son, por ejemplo, los 8km del anillo verde ciclista que discurren por aquí pero también podemos desviarnos por caminos de tierra a veces pesados de subir y por los que da un poquito de "miedo" bajar. Uno de ellos nos lleva al cerro Garabitas donde se reunen cada noche las almas de los que mueren en Madrid para desde ahí ascender al cielo. Y desde donde las almas de los que llegan en bici agotados por la cuestecilla pueden sentirse orgullosas divisando el campo mientras dan un trago a la bebida isotónica del bidón.

Si lo que preferimos es alejarnos de la ciudad entonces podemos volver a la ribera del río y seguirle por el Parque Lineal del Manzanares. Empezamos con un paseo tranquilo para ver como los sauces dejan caer sus lágrimas en el agua. Después de esta foto subimos de revoluciones para desviarnos hacia carretera y coger el carril bici que lleva a San Martín de la Vega. 18,2 Km desde el comienzo en la M40. La ida es tranquila, pequeñas subidas y bajadas que te van minando las piernas sin darte cuenta hasta que llega ¡nuestra primera subida a un puerto! el de la Marañosa. Si no sois aficionados quizá no os suene, pero para los habituales de este carril significa pique asegurado por ver quien lo corona antes. Tres kilómetros y poco de subida de un 2,3% de desnivel con un agradable olor a pino que para novatos como yo requiere bastante esfuerzo y buena pierna por lo que cuando un veterano que te dobla la edad te adelanta y dice "ánimo que ya queda menos" se sacan fuerzas hasta del dedo gordo del pie para seguir pedaleando. La recompensa es una bajada de casi cinco kilómetros a toda la velocidad que tu valentía te permita que deja a un lado las montañas rusas de la Warner y acaba en un bar del pueblo donde reponer fuerzas para la vuelta. Aunque si estás muy cansado haz como que se te ha pinchado una rueda y vuelve en cercanías.

De nuevo en la ciudad tenemos lo que podríamos llamar la M-30 de las bicis. El anillo verde ciclista con una longitud de 64,2km. Os reconozco que aún no lo he conseguido hacer entero. Así que como experiencia solo os puedo hablar de dos tramos, ambos otra vez desde Madrid Rio tomando como punto de partida el km 27 de ésta circular. Si tiramos hacia el Este nos encontramos con una vía bastante descuidada en los primeros kilómetros, por tanto cuidado con los baches y cuidado en el estrecho y oscuro túnel que hay que atravesar por una acera también muy estrecha. Más adelante el paseo se hace más simpático por el parque forestal de Entrevías hasta llegar al comienzo del parque Lineal de Palomeras, más conocido como el parque de las siete tetas, donde nos encontramos con un repecho que nos hará bajar de plato y de velocidad. Una vez arriba podremos disfrutar de uno de los mejores atardeceres de la ciudad. Pero lo mejor es que a la vuelta todo es bajada. Desde el mismo punto pero hacia el Oeste atravesamos los barrios de Orcasitas, Carabanchel y Aluche hasta cruzar el puente sobre la A5 y bajar una maravillosa y descansadora pendiente hasta el refrescante Lago no sin antes parar a ver los tigres del zoo que te miran más a ti que a los que pagaron la entrada. Lo peor de este recorrido es la cantidad de semáforos y cruces que te van rompiendo el ritmo continuamente lo que te induce a pensar que más que para hacer deporte este camino está hecho para desplazarse limpiamente entre barrios.

Para los nostálgicos tenemos también un recorrido histórico, la antigua Senda Real, que comienza en Principe Pío, por tanto para cogerlo desde Madrid Río simplemente deberemos cruzar por el Puente del Rey. Su origen data del año 1405 cuando Enrique III de Castilla decidió construir un camino desde el Alcazar hasta su casa Real de El Pardo. Hoy la senda continúa hasta hasta Manzanares el Real aunque ya es un gran logro si llegamos a los bosque de El Pardo porque a parte de un tramo pedregoso con socavones supongo originados por alguna tormenta a su paso por la Ciudad Universitaria, pasado el club de hípica se convierte en una senda muy estrecha cubierta de vegetación en la que hay que estar muy atento a las marcas rojiblancas de los árboles para no desviarse. Estas marcas son las propias de los grandes recorridos europeos, este en concreto es el GR-124.

Si lo tuyo más que hacer kilómetros son las emociones fuertes también tienes tu espacio en el nuevo circuito de BMX. Creo que a mi ya se me pasó el arroz para aprender a hacer estas acrobacias así que me quedo fuera observando entusiasmada a un intrépido comino que vuela de montículo a montículo sin pensar en el peligro. Impresionante esta modalidad de ciclismo.

Hay muchas más vías que podéis ver en este plano pero he querido hablaros de las que conozco, las que he sufrido y con las que he disfrutado. La sensación de libertad, orgullo y el viento fresco en la cara al bajar una pendiente después de lo mucho que cuesta subirla es lo que te hace pensar que has hecho muy bien comprando este juguete.

 

Este articulo ha sido visto 3.339 veces

Autor del artículo

Laura Cobisa

Comentarios

Fernando atrium(hace 6 años)

En mi ultimo vaje a Madrid pude disfrutar de un agradable paseo en bici y es cierto que el camino esta un poco concurrido, tambien es cierto que no muchas ciudades pueden disponer de una zona de esparcimiento como esta.
Un saludo y excelente articulo

Laura Cobisa(hace 6 años)

Gracias JP.
Siento lo de tu caida, la verdad esque hay que andar con mil ojos por los carriles que pasan por ciudad porque encima si les dices algo a los que no lo respetan se molestan.
El circuito de BMX está abierto de lunes a viernes de 15:00 a 21:00 y los fines de semana de 8:30 a 21:30.
Nos vemos sobre ruedas! ;-)

JP(hace 6 años)

Muy buen artículo. La verdad es que tengo malas experiencias con el anillo verde ciclista. Un día me caí porque un grupo de viejetes iban paseando en paralelo, ocupando toda la calzada. Y aunque les avisé, no parecieron oirme, y tuve que frenar, con resultado de tortazo serio por mi parte. En cuanto a lo del circuito BMX no sabía que estuviera abierto. Un día pasé y vi que había gente que se había colado, pero ¿ya está abierto oficialmente? En cualquier caso, me pasa como a ti... No sé si me atrevería :-)

número de caracteres restantes: 500





Buscador

Suscribir al Boletín

Suscríbete a nuestro boletín para recibir las novedades. Ya somos 732 suscriptores

Fotos en tu eMail

Si quieres recibir las novedades que subamos a la web suscríbete al boletín de fotoMadrid. Puedes invitar a quien quieras. A la persona le llegará una invitación y tendrá que activar un enlace para quedar suscrito.