Pueblos con historia: Daganzo de Arriba.

A una decena de kilómetros al norte del valle del Henares se encuentra Daganzo de Arriba, comunicado por carretera con Alcalá, con Torrejón, y a través del vecino pueblo de Ajalvir (del que le separan apenas dos kilómetros) con Barajas y Madrid.

La ubicación de Daganzo ha cambiado varias veces a lo largo de la historia. Puede que la zona ya estuviera poblada en tiempos de los romanos, y que el nombre actual del lugar pudiera venir de Dagencium. En el siglo VII de nuestra era hubo un pueblo visigodo a orillas del río Torote, pueblo que quedó sumido en el olvido durante siglos hasta que en 1929 se encontró el cementerio. Tras este asentamiento vino otro, ya muy avanzada la Edad Media, igualmente a orillas del Torote pero aguas arriba, que también se abandonó, por razones desconocidas. ¿Pudo ser algún brote de paludismo el que obligó a la gente a huir del cauce camino de tierras más secas?

En los siglos XIII al XV ya hay documentación de importancia sobre la zona, y se sabe que existía el actual Daganzo de Arriba y otro Daganzo, el de Abajo, en las inmediaciones de la actual Autopista R-2 de Madrid a Guadalajara. Este Daganzo de Abajo, o Daganzuelo, fue perdiendo población hasta quedar definitivamente desierto en el siglo XIX, mientras que Daganzo de Arriba se ha mantenido y ha ido creciendo poco a poco.

Daganzo perteneció durante muchos años al mismo señor feudal que un pueblo de Burgos llamado Coruña del Conde. Hay otro vínculo entre ambas localidades, el haber sido pioneras en la historia aeronáutica de España y de Europa. En 1793 Diego Marín Aguilera, un vecino de Coruña, consiguió volar unos 350 metros a bordo de un planeador artesanal, y apenas un año antes, los campos de Daganzo habían visto aterrizar el globo de Vincenzo Lunardi, que había despegado desde Madrid para hacer una demostración experimental ante la aristocracia.

Entre los años 1822 y 1823 ocupó el Ministerio de la Gobernación (precursor del actual de Interior) un daganceño llamado Francisco Fernández Gascó. Fue uno de tantos liberales que se tuvieron que exiliar de España ante los abusos de Fernando VII (rey que siendo príncipe había presenciado los primeros despegues de los vuelos de Lunardi) y murió en tierras británicas en 1826.

Durante la Guerra Civil de 1936-39, Daganzo permaneció en territorio de la República, y en su término municipal se hicieron colectivizaciones de fincas.

En la actualidad en Daganzo convive la tradición con la modernidad. En la Semana Santa se celebra desde largo tiempo una representación escenificada de la pasión de Cristo, que ha logrado fama en toda la provincia, y el toque de modernidad se debe a la proximidad tanto con Madrid como con las grandes villas del Henares, lo que ha permitido la instalación de varias industrias. El ayuntamiento mantiene una Escuela de Música y Danza.

Fotografías por Juan Pedro Esteve.

Este articulo ha sido visto 5.912 veces

Autor del artículo

Juan Pedro Esteve García

Comentarios

Juan Pedro Esteve García(hace 6 años)

Esta es la dirección:

http://www.celtiberia.net/verlugar.asp?id=827

Juan Pedro Esteve García(hace 6 años)

Buenos días, Manuel. Desconocía por completo lo de los estudios de cine.

Con respecto a la necrópolis, estaba en la posición que señala esta página de Celtiberia.net, hay que ir abajo del todo de la página y buscar la X que señalan en el mapa de Google Maps.

Un saludo.

Manuel(hace 6 años)

Buen artículo Juan Pedro, refleja fidedignamente la evolución de esta historiada villa. Te lo dice un daganceño de adopción durante catorce años.
Sólo dos apuntes: que hubo unos famosos estudios de cine (Estudios Madrid) en la salida hacia Alcalá de Henares y que la necrópolis visigoda, por mucho que me informé, nunca conseguí encontrar la ubicación exacta.
Felicidades.
Un saludo.

número de caracteres restantes: 500





Buscador

Suscribir al Boletín

Suscríbete a nuestro boletín para recibir las novedades. Ya somos 732 suscriptores

Fotos en tu eMail

Si quieres recibir las novedades que subamos a la web suscríbete al boletín de fotoMadrid. Puedes invitar a quien quieras. A la persona le llegará una invitación y tendrá que activar un enlace para quedar suscrito.