Salvar el Parque Lineal del Manzanares

Cuando abríamos las persianas contemplábamos desde nuestros hogares el inmenso espectáculo que nos ofrecía la naturaleza insólita del Parque Lineal del Manzanares.

El Parque Lineal del Manzanares es una herida abierta a fuerza de degradación que nace desde el mismo núcleo de la ciudad de Madrid. Lineal, porque la urbe y sus desechos presionan de tal modo que sólo fue posible su existencia estirada, alargada y lineal como el río Manzanares, corazón y motor del Parque.

No siempre fue así. Lo que hoy llamamos parque, fue una gran despensa, un refugio, un hogar a cuyo calor acudieron todo tipo de civilizaciones, desde el hombre de Neardental hasta el que hoy conocemos. Lo hicieron de la mano de carpetanos, romanos, borbones y hermanos enfrentados en una guerra civil, nuestra Guerra Civil.

Las huellas de todos ellos son innumerables, a veces incluso sorprendentemente notorias, tan insultantemente orgullosas que aparecen sin miedo a que el tiempo y el abandono acabe para siempre con ellas.

El abandono del Parque Lineal es algo moderno, actual. De depósito de vida, de belleza absolutista, calor de historia, pasó, tras la Guerra Civil, a convertirse en la cloaca de la ciudad de Madrid. Escombros y basuras convivieron con la degradación a la que fueron sometidos los seres humanos que habitaron el Parque Lineal. Estamos en la segunda mitad del siglo XX.

Aunque el presente no es ni mucho menos venturoso, el Parque Lineal del Manzanares, desde su cabecera bajo la M30 nace, en su tramo I, urbanizado, domesticado, limpio, brillante... se podría decir que hasta amnésico y vergonzoso de sí mismo.

Siguiendo el curso del río se estrella de bruces contra el segundo cinturón de la metrópoli. La M-40 supone el límite del tramo 2, salvaje, bello a rabiar, orgulloso e histórico, se resiste al expolio. Contaminado por décadas de olvido, se sigue aferrando, linealmente ahogado, a su sustancia, al río que dio de comer, hace más de doscientos mil años, a los extintos ancestros del ser humano. El legado histórico es impresionante.

Tras el tramo 2, hilvanado por el todopoderoso Manzanares, se extiende, como mancha en la conciencia de la región madrileña, el extenso Parque Regional del Sureste.

Parquelineal.es no es otra cosa sino la puesta en valor de esa franja de terreno que poco a poco se deteriora sin solución. Es una recopilación de las joyas que en ella podemos encontrar, es un grito a nuestras conciencias, esperando que algo se remueva en ellas para salvar el futuro, y sobre todo el pasado, del Parque Lineal del Manzanares y su extensión dentro del Parque Regional del Sureste.

Historia, rutas, Real Canal, patrimonio, fotografía,... No hace falta describir lo grande que es algo, sólo basta mirarlo y convencerse. Eso hemos hecho en parquelineal.es, mostrarlo en un escaparate web que esperamos os encante a todos como nos ha encantado a nosotros mismos.

Este articulo ha sido visto 2.646 veces

Autor del artículo

Juan Antonio Jiménez Torres

Comentarios

número de caracteres restantes: 500





Buscador

Suscribir al Boletín

Suscríbete a nuestro boletín para recibir las novedades. Ya somos 732 suscriptores

Fotos en tu eMail

Si quieres recibir las novedades que subamos a la web suscríbete al boletín de fotoMadrid. Puedes invitar a quien quieras. A la persona le llegará una invitación y tendrá que activar un enlace para quedar suscrito.